viernes, 5 de septiembre de 2008

La Diputación de Huesca dota de Estación Depuradora a los municipios de Albalate, Belver, Zaidín y Tamarite de Litera

 

Estas infraestructuras atenderán a unos 18.000 habitantes y ya han superado el periodo de funcionamiento en pruebas.


En www.aragonliberal.es

 
Con la entrega de las últimas cuatro depuradoras construidas por la Diputación de Huesca se cierra el plan que el área de Obras y Cooperación de la Institución provincial puso en marcha para completar el ciclo del agua y devolver a los ríos las aguas limpias, tras haber sido utilizadas por habitantes de las poblaciones, industrias y explotaciones de distintas zonas del Alto Aragón.

El Presidente de la Diputación de Huesca, Antonio Cosculluela, y la alcaldesa de Albalate de Cinca, Sagrario Sénder, la alcaldesa de Zaidín, María Teresa Font, el alcalde de Belver de Cinca, Jesús Alegre y el alcalde de Tamarite de Litera, Francisco Mateo, han firmado hoy el acta de recepción de las obras, un acto al que también ha asistido el diputado de Obras y Cooperación, Vicente Juan. Además de estas cuatro depuradoras, la Diputación de Huesca puso en funcionamiento otra de similares características en Almudévar. La inversión total en dicho plan es de 6,4 millones de euros y está cofinanciado con los Fondos de Cohesión de la Unión Europea (80%) y se realiza en colaboración con el Gobierno de Aragón.

Estas infraestructuras prestarán servicio a unos 18.000 habitantes.

El sistema de depuración utilizado en todas ellas es un proceso biológico de aireación prologada. Las aguas llegan por una conexión con la red de alcantarillado de los municipios a las estaciones depuradoras, que se componen de un pozo de gruesos con canal de desbaste y pozo de bombeo y un sistema compacto de acero inoxidable en el que tiene lugar el pretratamiento de las aguas durante el cual se realizan operaciones de desbaste, desarenado y desengrasado del agua residual.

En otros depósitos de hormigón entran en acción las bacterias durante el denominado tratamiento biológico. La decantación secundaria es el siguiente paso y finalmente en sendos depósitos de poliéster se espesan los fangos que serán deshidratados. Para que la depuración sea óptima la temperatura debe oscilar entre los 14 y los 25ºC.

 
Con el proceso seguido en estas depuradoras se devuelve a los ríos el agua en las mejores condiciones, reproduciendo de forma controlada -en el espacio y en el tiempo- los mecanismos de la naturaleza. El área de Obras y Cooperación de la Diputación de Huesca se ha encargado de la gestión de todas las obras, desde la redacción del proyecto hasta la contratación, y además la Institución provincial se ha hecho cargo de su mantenimiento durante el primer año, periodo en el que se realizan todos los ajustes y pruebas en el funcionamiento.

 

Las autoridades locales comprobando que "todo va bien"

firma de la entrega.

No hay comentarios: